• 11/03/2016

Síndrome facetario lumbar

Novedades

El síndrome facetario lumbar se define como aquel dolor lumbar proviniente de las articulaciones interapofisarias lumbares, también denominadas facetas o articulaciones facetarias, bien sea por disfunción de las mismas secundario a procesos crónicos- degenerativos, o por proceso inflamatorio agudo.

Su principal cometido es dotar a la columna de resistencia a la rotación y al desplazamiento anterior. Poseen un tamaño reducido y soportan un15% del total de la carga axial del cuerpo. Es por esto, que dichas articulaciones, están sometidas a 10 veces la carga por cm² que soportan las rodillas.

En posturas prolongadas en extensión , las articulaciones facetarias soportan una carga axial mayor y si sumamos el deterioro previo del disco intervertebral puede llegar a ser del 70% del total de la carga axial. También las posturas prolongadas, sobretodo en flexión pueden provocar sobrecarga e irritación de estas articulaciones.

Los síntomas del síndrome facetario lumbar pueden incluir:

  • dolor lumbar irradiado a glúteo, cadera o muslo.
  • rigidez lumbar matinal.
  • dolor irradiado a glúteo, cadera o muslo, simulando una ciática.

Probablemente,gran parte del dolor lumbar en los pacientes con dolor lumbar crónico proviene del deterioro de estas facetas. En el caso de dolor facetario sin deterioro estructural previo, existe el denominado síndrome agudo de la faceta bloqueada (acute locked facet syndrome), en el cual el paciente refiere quedarse “enganchado” al realizar un simple movimiento (recoger algo del suelo) presentando cuadro de dolor lumbar con reducción marcada de la movilidad.

El tratamiento más extendido para el síndrome facetario lumbar es la rizolisis. Se trata de la termocoagulación de la rama sensitiva que recoge la información dolorosa de estas articulaciones.

Es una intervención ambulatoria, que se puede realizar con anestesia local y de forma percutánea.

Su duración depende de los niveles a los que se practique, pero no excede los 25-30 minutos.

El alivio de los síntomas tras la rizolisis es prácticamente inmediato y definitivo en los casos agudos sin desestructuración facetaria. En los casos crónicos, secundarios en la mayor parte a procesos degenerativos (artrosis), la efectividad inicial puede verse reducida a medio plazo siendo necesario repetir la técnica. En cualquier caso , es una técnica segura que proporciona buenos resultados en cuanto a la mejoría del dolor lumbar de origen facetario.

En TEM (Traumatología en Mallorca) somos especialistas en el diagnóstico del dolor lumbar de origen facetario.

Concierta visita. En TEM te atenderemos en el centro de Palma de Mallorca para que recuperes tu calidad de vida.


Tags: Dolor lumbar facetario