El dolor crónico es aquel que dura, al menos, 6 meses tras la solución del problema que lo ha originado. En ocasiones no hay un claro desencadenante del dolor, y suele acompañarse de baja autoestima, depresión e ira. Puede ser causa de interferencia en las actividades de la vida cotidiana. Tal es la importancia del dolor crónico, que uno de sus manifestaciones, la fibromialgia está considerada como uno de los grandes problemas de salud pública en España: por su alta prevalencia en la población , el insuficiente conocimiento de sus causas y la ausencia de tratamiento curativo.

El tratamiento del dolor crónico incluye medicamentos y terapia. Los medicamentos comunmente usados incluyen analgésicos, antidepresivos y anticonvulsivos. 

Otras disciplinas terapeuticas como la fisioterapia (estiramiento y fortalecimiento) y los ejercicios de bajo impacto (como caminar, nadar o andar en bicicleta) ayudan a controlar el dolor. 

La terapia conductual puede reducir el dolor con métodos de  meditación y el yoga. También puede ayudar a disminuir el estrés.

Los cambios en el estilo de vida son una parte importante del tratamiento del dolor crónico:

  • Dormir en forma regular
  • Dejar de fumar 

La mayoría de los tratamientos para el dolor no eliminan del todo el dolor, el tratamiento debe reducir la intensidad y la frecuencia de las crisis.

Los especialistas de TEM (Traumatología en Mallorca) tienen amplia experiencia y cubren un gran espectro de patologías del sistema músculo-esquelético.

Concierta visita con nuestros traumatólogos. En TEM te atendemos en el centro de Palma de Mallorca para que recuperes tu calidad de vida. Nuestros especialistas pueden ofrecerte la mejor opción terapeutica.