La prótesis de rodilla se ha convertido en una de las cirugías más realizadas en ortopedia. La mejoría de los resultados, gracias al desarrollo de las técnicas, de los implantes y una mejor comprensión de la enfermedad, ha hecho que su indicación sea habitual para el cirujano ortopédico.

Las prótesis están indicadas en pacientes con osteonecrosis, enfermedades inflamatorias (ejemplo: artritis reumatoidea) y artrosis.

Es importante destacar que interesa retrasar su implantación hasta una edad adecuada ya que su vida útil es limitada. Se recomienda demorar la prótesis hasta finalizar la vida laboral para evitar sobrecargas que conduzcan a su aflojamiento. Por el mismo motivo, también se recomienda el control del sobrepeso en aquellos pacientes que se prevea que vayan a necesitar la implantación de una prótesis de rodilla. Antes de su implantación podrían ser útiles otras alternativas como la viscosuplementación (infiltración de ácido hialurónico intra-articular), osteotomías de realineación, limpiezas quirúrgicas mediante artroscopia, etc.

Las prótesis reproducen la forma de la rodilla, 2 piezas metálicas para fémur y tibia y entre ambas una de polietileno interpuesta que facilita el deslizamiento.  La superficie articular de la rótula puede sustituirse o no por una pieza de polietileno.

Existen distintos tipos de prótesis:

  • Unicondilares: Para la sustitución exclusiva de uno de los compartimentos fémoro-tibiales.
  • Fémoro-patelares: Para la sustitución exclusiva del compartimento anterior de la rodilla.
  • Totales: Sustituyen toda la articulación (con o sin sustitución de la rótula)
  • Cementadas o no cementadas en función de si se emplea cemento (polimetilmetacrilato) para fijar los componentes protésicos al hueso.
  • Según el grado de estabilización propio del implante tenemos, de menos a más estabilizadas, las anatómicas que conservan el ligamento cruzado posterior, las estabilizadas posteriores, las constreñidas y las de charnela.

Es fundamental una valoración minuciosa del paciente candidato a prótesis de rodilla tanto en el interrogatorio como en la exploración física, así como un estudio radiológico protocolizado para  un completo conocimiento de la enfermedad articular y el cálculo de los ejes y  de los ángulos adecuados, que nos permita la elección del mejor implante y su correcta implantación.  De esta manera se conseguirá el mejor resultado posible que conlleva la mejoría del dolor y una mayor duración del implante.

Los especialistas de TEM (Traumatología en Mallorca) tienen amplia experiencia y cubren un gran espectro de patologías del sistema músculo-esquelético.

Concierta visita con nuestros traumatólogos. En TEM te atendemos en el centro de Palma de Mallorca para que recuperes tu calidad de vida. Nuestros especialistas en rodilla pueden ofrecerte la mejor opción terapeutica.