La charnela dorsolumbar representa la localización más frecuente de las fracturas vertebrales. Generalmente estas fracturas vertebrales a nivel dorsal y lumbar son causadas por mecanismos de alta energía como pueden ser precipitaciones de altura o accidentes de tránsito. Entre T1 y T10 se localizan el 16% de estas fracturas, el 52% entre T11 y L1 y un 32% entre L2 y L5. Esta unión entre la columna dorsal y lumbar presenta características biomecánicas y anatómicas especiales que dan explicación al porqué de la frecuencia de fracturas vertebrales en esta zona. Es la zona de transición entre la columna dorsal poco móvil, rígida con función de protección y asociada a la caja torácica, con una zona lumbar móvil, flexible y con un cambio de curvatura fisiológica.

Estas fracturas vertebrales toracolumbares se clasifican mediante el sistema de clasificación AO según el mecanismo de producción, el tipo de fractura y su complejidad. Las subdivide en A,B o C en función de si se trata de fracturas por compresión, distracción o rotación , respectivamente. 

Clasificación AO de las fracturas vertebrales.    

                   
Mecanismo lesional y daño vertebral.

Las fracturas por compresión son las más frecuentes y en un gran número su tratamiento puede ser conservador con analgesia, ortesis y reposo.

Las fracturas vertebrales por compresión subsidiarias de tratamiento quirúrgico son aquellas en las que el cuerpo vertebral se colapsa por encima del 50% y/o cifosis regional mayor a 20º, situaciones ambas que traducen inestabilidad mecánica por definición, con el consiguiente riesgo de colapso vertebral, disbalance sagital o injuria neurológica.El tratamiento percutáneo de la fractura vertebral inicia su andadura de la mano de Kevin Foley, cirujano estadounidense que realiza la primera cirugía en marzo del año 2000. Se fundamenta en lograr una estabilización de las estructuras lesionadas con un acceso cutáneo mínimo y con una disección de partes blandas reducida.  Con esta reducción de la agresión de partes blandas logramos una menor morbilidad y una rápida recuperación funcional en el postoperatorio inmediato.

Dicha estabilización percutánea puede combinarse con técnicas como la cifoplastia con balón para dar refuerzo a la vertebra lesionada a la vez que corregimos la deformidad asociada a la fractura, reduciendo al máximo las pérdidas de reducción de dicha fractura vertebral.

Es tributaria de este tratamiento aquella fractura vertebral que provoca una pérdida de altura del cuerpo vertebral significativa o que altera la curvatura fisiológica del segmento vertebral afectado por encima de ciertos límites.

Fijación vertebral con sistema multinivel. 

Fijación vertebral de 2 niveles .

Beneficios esperados

Los beneficios esperados a través de estas técnicas percutáneas comparativamente con el abordaje abierto clásico son:

  • Beneficio estético, menor herida ,por tanto, menor cicatriz.
  • Menor agresión a la musculatura paravertebral.
  • Menor sangrado intra y postoperatorio.
  • Menor dolor en el postoperatorio.
  • Menor estancia hospitalaria
  • Recuperación precoz.

Con esta técnica es posible estabilizar una fractura vertebral o múltiples,y es posible retirar el material implantado, si es necesario mediante el mismo acceso percutáneo.

En TEM (Traumatología en Mallorca) tenemos amplia experiencia en el tratamiento percutáneo de las fracturas vertebrales.

Visítanos en TEM. En TEM te atenderemos en el centro de Palma de Mallorca para que recuperes tu calidad de vida.